Industria

Levantamientos topográficos en plantas fotovoltaicas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando...
levantamiento topográfico en plantas fotovoltaicas

El levantamiento topográfico consiste en elaborar un mapa o representación gráfica que refleje con precisión todas las características geográficas, físicas y geológicas del terreno sobre el que se va a trabajar, junto con las alteraciones y variaciones llevadas a cabo por el hombre (excavaciones, taludes, edificaciones, canteras, etc).

El levantamiento topográfico se utiliza continuamente en el sector de la construcción y concretamente en la construcción de plantas fotovoltaicas, donde resulta imprescindible un estudio técnico de planimetría y nivelación del terreno para la colocación correcta de los paneles solares y así conseguir el máximo rendimiento posible en la instalación.

Levantamiento topográfico en una planta fotovoltaica

En el levantamiento topográfico se describen no solo las diferencias de altura, elevación o inclinación del terreno, sino también su entorno natural, es decir, ríos, arroyos, vegetación…, también las posibles instalaciones que ya hay sobre el terreno y las fincas cercanas. Vamos a ver las principales fases de un levantamiento topográfico en una planta fotovoltaica:

  • Perfil de la parcela: el profesional elabora el mapa topográfico de la parcela donde se ubicará la planta detallando todos los accidentes del terreno.
  • Deslindes: se localizan exactamente los límites que tiene la parcela con las fincas colindantes.
  • Amojonamiento: se señala de manera física los linderos que tiene la parcela para separarla de las fincas aledañas.
  • Replanteo de la construcción: una vez elegido el lugar más idóneo se sitúa sobre el terreno la planta fotovoltaica.

En el replanteo topográfico se marcan sobre el terreno todos los puntos importantes registrados en el levantamiento topográfico previo, es decir, los principales ejes del proyecto y otros elementos importantes que hay que tener en cuenta, como cimentaciones, caminos, arquetas, líneas eléctricas de baja y media tensión, vallas exteriores, estructuras metálicas, etc.

Topografía con drones en plantas fotovoltaicas 

Para que un levantamiento topográfico sea realmente útil, cuanta más información contenga, mucho mejor para los profesionales que van a trabajar en el proyecto. Y para conseguir esto, los drones proporcionan una gran ayuda, ya que muestran todas las características del terreno con modelos digitales de una manera mucho más clara y precisa.

Los drones se han convertido en una herramienta casi indispensable para los profesionales que se dedican a elaborar levantamientos topográficos. Sobre todo por la calidad de las imágenes capturadas y también la cantidad de información que proporciona sobre un terreno, tanto a nivel global como geométrico. Además, también proporcionan datos valiosos sobre el posible impacto medioambiental que puede producir la instalación en el entorno. Este informe es un requisito obligatorio para poner en marcha una instalación de estas características.

El dron no solo proporciona imágenes de la flora de la zona con todo detalle (altura del árbol, diámetro de la copa, especie, etc), sino también información relacionada con los accidentes del terreno que pueden incidir directamente en la instalación de la planta fotovoltaica, como desniveles, barrancos, vaguadas, desagües naturales, zonas proclives a inundaciones en caso de lluvias intensas, etc.

Ventajas del levantamiento topográfico con drones

Una de las principales ventajas en el levantamiento topográfico con drones es que la posibilidad de error es prácticamente nula, aparte del importante ahorro de tiempo y dinero, ya que los drones pueden cubrir amplias extensiones de terreno en pocos minutos.

Una vez capturadas las fotografías de alta definición, incluso en los lugares menos accesibles, se procesan mediante un software específico y originan ortofotos y modelos 3D que proporcionan todo tipo de información: distancias, coordenadas, perfiles, volúmenes y escalas con todos los accidentes geográficos del terreno.

De esta forma, los responsables del proyecto puedan elegir con más precisión la ubicación perfecta de la planta y proceder al replanteo, ya que disponen de datos muy precisos, algo que no siempre ocurre con los mapas topográficos tradicionales. Además, las nuevas tecnologías, bien mediante vuelos fotogramétricos o mediante vuelos con lídar, permiten seguir la evolución de las obras de principio a fin, detectando posibles imprevistos y cumpliendo los plazos de ejecución dados.

Una vez que la planta está en funcionamiento los drones también se pueden utilizar para la puesta en marcha o commissioning y para el mantenimiento de la instalación. El fallo de una o varias celdas de un panel en una planta con cientos de paneles solares puede ser indetectable si no se dispone de las herramientas tecnológicas necesarias.

Antes se llevaba a cabo una revisión de mantenimiento panel por panel, pero estas operaciones duraban semanas y tenían un coste importante. Sin embargo, en la actualidad se pueden instalar cámaras termográficas en los drones que pueden verificar el estado de todos los paneles de la instalación. Con un único vuelo se puede detectar el sobrecalentamiento de los paneles y corregirlo de manera inmediata. Esto permite un importante ahorro de recursos para la empresa.

En Drónica elaboramos trabajos de topografía e inspección utilizando la última tecnología disponible para ofrecer información de gran calidad sobre el terreno donde se ubicará la planta fotovoltaica. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para resolver cualquier duda o consulta. Te esperamos.