Industria

Termografía en plantas fotovoltaicas: detección de anomalías

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Termografía con drones en plantas fotovoltaicas para detectar anomalias

La termografía permite un mantenimiento óptimo de las instalaciones industriales debido a su capacidad para medir las temperaturas con precisión y detectar puntos calientes en los paneles. Cuando una célula de un panel fotovoltaico no funciona crea un excedente de calor que tiende a desequilibrar el resto de paneles si no se actúa con rapidez. Ese exceso de energía es captada por la cámara termográfica y nos alerta inmediatamente de la avería.

Por eso la termografía es especialmente útil en las plantas fotovoltaicas, dentro del sector industrial, ya que una detección a tiempo de temperaturas demasiado altas en las celdas de los paneles resulta crucial para reaccionar lo antes posible y evitar el efecto dominó en otros puntos de la instalación.

¿Cómo se aplica la termografía en plantas fotovoltaicas?

Las mediciones termográficas en plantas fotovoltaicas se pueden llevar a cabo a nivel terrestre o desde la altura, con la ayuda de drones, todo dependerá del tipo de instalación y las necesidades que tenga. El objetivo es que la medición sea lo más precisa y fiable posible y para ello se utilizará la tecnología que mejor se adapte a las circunstancias o una combinación de ambas. En la actualidad, la termografía con drones ofrece unos resultados excelentes y se utiliza mucho en la mayoría de plantas solares.

Para que una inspección termográfica en planta fotovoltaica tenga la calidad esperada no solo es necesario disponer de un equipo tecnológico sofisticado y personal cualificado, también hay otros aspectos a tener muy en cuenta. Vamos a verlos:

Condiciones meteorológicas durante la medición

Antes de llevar a cabo el análisis es importante conocer bien la presión y la temperatura atmosféricas, la humedad, la velocidad y dirección del viento, la altura del sol, etc. Todas estas condiciones influyen a la hora de recoger los datos y la navegación del dron. Las horas centrales del día suelen ser las mejores para efectuar las mediciones, aunque dependerá de la geolocalización de la planta para elegir el mejor momento del día

Radiación

La radiación solar incide directamente sobre la superficie de los paneles e influye en la medición termográfica. Se debe conseguir una radiación sobre los paneles superior a 600 w/m² para que las mediciones sean fiables.

Ángulo de medida de la cámara

Para evitar mediciones incorrectas, defectos en las termografías o interpretaciones erróneas sobre los puntos calientes localizados es importante que el ángulo de la cámara termográfica se sitúe entre los 70º y los 90º. Todo dependerá de la estructura y colocación de los paneles de la planta.

termografia un dro sobrevolando una planta fotovoltaica

Ventajas de la termografía con drones en plantas fotovoltaicas

Una de las principales ventajas de la termografía con drones es que se pueden hacer las mediciones sin interrumpir en ningún momento el funcionamiento de la planta, ya que ni siquiera hay que acercarse a los paneles, desde la altura se lleva a cabo todo el proceso.

Otra ventaja importante es que con los drones se pueden cubrir plantas fotovoltaicas que ocupan una amplia extensión de terreno, de esta forma se puede detectar cualquier anomalía de manera segura, fácil y rápida, algo que se complica si hay que efectuar las mediciones al nivel del suelo.

La rapidez y facilidad en obtener el informe termográfico permite actuar lo más rápido posible y evitar un fallo en cadena en otros puntos de la planta. Al tratarse de una herramienta preventiva sin duda posibilita la reducción de tiempo en el arreglo de posibles averías y un ahorro de dinero importante.

La termografía con drones también aporta mayor seguridad y fiabilidad a la instalación, algo muy importante cuando hablamos de plantas fotovoltaicas muy extensas que necesitan un control y mantenimientos muy estrictos. Además del ahorro de tiempo y dinero la detección temprana de posibles averías en los paneles permite crear un mantenimiento personalizado y eficiente para evitar futuros fallos en la planta.

Por supuesto, para que la medición termográfica con drones se lleve a cabo con éxito resulta imprescindible elaborar una planificación exhaustiva previa a la inspección para que todo esté bajo control y así evitar posibles complicaciones. En el caso de Drónica disponemos de la última tecnología en cámaras termográficas y drones y un equipo de profesionales con el conocimiento y la experiencia necesarias para realizar las mediciones de manera precisa y eficaz.

Después de realizar la inspección generamos un informe utilizando un software específico donde se identifican las anomalías y se catalogan según la normativa legal vigente IEC 62446-3. Tras ofrecer este diagnóstico detallado de los problemas detectados en la planta fotovoltaica, la empresa contará con todos los datos suficientes para solucionar las posibles incidencias.

Hemos inspeccionado más de 1,2 GW a lo largo de todo el mundo, en países como Japón, México, Jamaica o Burkina Faso y estamos a tu disposición para resolver cualquier duda que puedas tener sobre termografía en plantas fotovoltaicas. Contacta con nosotros en nuestra página web.